>JOSEFINA ALDECÓA


>

SER O QUE SOU

La generación perdida

Se ha muerto Josefina Aldecoa y con ella se va parte de una generación irrepetible de escritores: la generación del 50. Nuestros particulares angry young, son quizá los grandes olvidados de la literatura española y por ende del cine. Aunque no para mí.
Si hay una palabra que define con exactitud a estos escritores (Ignacio Aldecoa, Carmen Laforet, Martín Gaite, Sánchez Ferlosio, Gil de Biedma o Martín Santos) es su intimismo sin olvidar la realidad. En sus novelas, en sus poemas, todos ellos nos abren sus puertas para mostrarnos sus deseos, sus sueños y sus inquietudes sin olvidarse de la denuncia.
Sólo sus biografías hubieran dado para multitud de pelis. Por ejemplo, las cartas recientemente publicadas de Carmen Laforet con la tenista Lili Álvarez, donde se pone de manifiesto un amor que a la escritora le provoca remordimientos sociales y religiosos.

O la corta pero intensa existencia de Luis Martín Santos, autor de Tiempo de silencio, quizá la novela española más importante del siglo XX. Al menos la más moderna e innovadora.

Son muy pocas las películas que se han hecho sobre estos escritores o sobre los relatos y novelas de estos escritores. No importa, yo espero que todo esto cambie algún día. Y mientras, aprovecho la ocasión para acordarme de ellos y leer sus obras.

Ahí van las mejores pelis basadas en las obras de estos escritores. Adios Josefina.

1. Tiempo de silencio de Vicente Aranda.

Quizá la mejor peli de Aranda y una de las interpretaciones a recordar de Imanol Arias. Si bien es imposible plasmar el mundo interior de la novela, este film es una más que considerable adaptación. Aunque, eso sí, se presta más atención a la trama que a los personajes. Lástima que esté tan olvidada que apenas se pase por televisión

2. Nada de Edgar Neville.

Correcta adaptación que olvida el aspecto psicológico de la obra al igual que su carga de melancolía para mayor gloria de Conchita Montes, mujer en aquel entonces del director. A mí entender estamos ante la típica película de Neville donde lo artesanal e industrial gana por goleada a lo artístico. Sus films siempre dan la sensación de haber sido acabados con prisas.

3. Extramuros de Miguel Picazo.

Adaptación de la novela de Fernández Santos con una Carmen Maura impecable. No dejo de preguntarme por qué Miguel Picazo, desgraciadamente más conocido por ser el profe asesinado de Tesis que por esta película o su obra maestra La tía Tula, no dirigió más En fin, los misterios del cine español.

4. Los pájaros de Baden Baden de Mario Camus.

Camus adapta a Ignacio Aldecoa con una de sus clásicas historias de amor donde no parece que ocurra nada y, sin embargo, pasa todo. La primera gran película de este director y la que le consagra como autor.

5. Últimas tardes con Teresa de Gonzalo Herralde.

La gran novela de Marsé, aquí queda algo deslucida por un casting no del todo acertado. Aunque con excepciones maravillosas como José Bódalo. El ambiente y los diálogos se encuentran más a la altura. Lástima también que esté tan olvidada por los programadores de televisión.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s